La Confederación Gonzalo Anaya pide a Conselleria d’Educació que regule la bajada de las rátios en todo el sistema educativo

aula
  • Silvia Centelles: “Queremos mejorar la atención educativa de nuestros hijos e hijas y para ello, como está demostrado, hay que reducir tanto como sea posible el número de alumnos por aula”.
  • Piden a Consellería de Educación que continúe la línea de modificar normas de rango superior para bajar el número de alumnos en todas las aulas valencianas.
  • Ante la medida cautelar de la sala cuarta del TSJCV por la que se suspende la bajada de ratios en 35 localidades, a petición de Escuelas Catòlicas (FECEVAL), la organización de AMPA de la escuela pública dice que la educación de nuestros hijos e hijas no puede estar sometida a los intereses privados económicos de la enseñanza católica concertada.

[18/07/2019]. Desde la Confederación Gonzalo Anaya aceptamos pero no compartimos la medida cautelar de la Sala Cuarta del TSJCV que, a petición de Escuelas Católicas (FECEVAL), suspende la Orden 22/2019 –consensuada y votada a favor por nuestra organización en el  Consejo Escolar del País Valenciano- y anula la bajada de la ratio a 23 alumnos/aula en la admisión de 3 años de 34 municipios valencianos. Ante esto, las madres y padres de la Confederación de AMPA Gonzalo Anaya han acordado pedir a la Consellería de Educación que haga uso de su competencia autonómica en materia educativa para seguir bajando las ratios en todas las aulas valencianas.
La presidenta de la Confederación Gonzalo Anaya Silvia Centelles ha valorado que la educación no puede estar sometida a los intereses económicos del centros católicos concertados y privados y ha señalado que “queremos mejorar la atención educativa a nuestras hijas e hijos y esto pasa por bajar el número de alumnos/aula”.
La organización mayoritaria de familias, que integra además de 1.000 asociaciones de madres y padres de alumnas federadas a FAMPA Penyagolosa Castelló, FAMPA-Valencia y FAMPA Enric Valor Alicante, pide a la Consellería de Educación que cree un nuevo marco legal autonómico que generalice la bajada de las ratios en todo el sistema educativo valenciano, tal y como la Confederación Gonzalo Anaya ha pedido en los diferentes órganos de consulta autonómicos para mejorar la calidad educativa.
En conclusión, Centelles ha manifestado que “la atención, la calidad educativa y la inclusión de los escolares requiere bajar el número de alumnos por aula”,y ha añadido que “nunca los intereses económicos de unos pocos negocios de la enseñanza católica tendrían que limitar las aspiraciones de la mayoría de tener un sistema educativo público de calidad”.